¿Ha llovido en Ibiza? ¡Es el momento de visitar estos sitios!

Hay rincones en Ibiza que tras unas intensas lluvias se ven aún más bellos de lo habitual ¡Apunta cuáles debes visitar sin falta!

Seguro que ya sabes perfectamente qué hacer en Ibiza cuando llueve, pero quizás no sepas que hay sitios que ganan tras un intenso chaparrón. Habrás leído mil artículos sobre esos días de lluvia en la isla que, aunque no suelan darse muy a menudo, se presentan de vez en cuando convirtiendo tus vacaciones o días libres en momentos de incertidumbre.

Existen rincones en la isla que aumentan su valor tras una gran tormenta y son esos lugares los que queremos descubrirte.

ibiza-lluvia

La mayoría son parajes naturales cuyos colores e incluso aromas se potencian con la lluvia. Verdes campos, tierras rojizas, cielos limpios, saltos de agua… Una Ibiza impactante que merece la pena conocer después de un buen aguacero.

Hazte con un calzado cómodo (sobre todo antideslizante) y no olvides por nada del mundo tu cámara de fotos porque tendrás la oportunidad de tomar imágenes dignas de enmarcar.

Es Broll de Buscastell, en San Antonio

Sin duda es uno de los paisajes más hermosos de la isla. Ir de excursión a esta zona aún desconocida por muchos es un plan estupendo.

Es Broll es un amplio valle repleto de canales, albercas y acequias que se construyeron durante la época de dominación árabe.

es-broll-buscastell-ibizaLo que lo hace especial tras unos intensos días de lluvia es que ese agua ayuda a que se formen pequeñas cascadas en los distintos muros de piedra que encontrarás en la zona y a que el agua fluya con fuerza en la fuente de Es Broll. La tierra roja, el brillo del agua, el blanco de las típicas casas payesas y el verde del campo crean imágenes espectaculares que difícilmente olvidarás.

Es Pla d’Alberca, en San Mateo

Este es otro de esos lugares poco frecuentados por turistas y que deberías conocer tras una buena tormenta ya que la intensidad de sus colores aumenta. Una planicie que desprende fuerza y viveza gracias al contraste del rojo de sus tierras y el verde de la vegetación. Almendros, algarrobos, olivos, amplios campos de cultivo… Y, por supuesto, las vides de donde se extraen algunos de los vinos más famosos de Ibiza.

san-mateo-ibiza

Sa Caleta, en San José, o Cala Xarraca, en Portinatx

Sobre todo si ha caído un tormentón de esos que hacen historia, existen playas que se convierten en sitios de lo más curiosos. El agua arrastra hasta el mar la tierra de sus rojizos acantilados y montañas. Se forma de este modo una imagen espectacular que combina el azul del mar con las distintas formas que adopta el agua de lluvia junto con la tierra que desemboca en el mar. Una imagen extraña que seguro llamará tu atención.

sa-caleta-ibiza

El mirador que hallarás en la misma carretera de Portinatx es perfecto para contemplar este efecto, así como el de la parte alta de Es Bol Nou o sa Caleta.

Río de Santa Eulalia

El único río que existe en Baleares no destaca por tener un inmenso caudal, por eso mismo, visitarlo tras una buena tormenta eleva su valor. El agua desemboca en el mar con un poco más de fuerza y sus alrededores, verdes y fértiles, cobran vida.

santa-eulalia

Puedes aprovechar para caminar por el bonito paseo que se construyó a ambos lados del río hasta su desembocadura, en la playa de Santa Eulalia.

Las playas de Ibiza

Cualquier playa se transforma en un lugar paradisíaco tras un aguacero. Al igual que su temperatura, el color del mar cambia, así como el de la arena. Esto, unido a que son muchos los que no piensan en visitarlas tras la lluvia, hace que regalen hermosas estampas para tus fotografías.

Puestas de sol

Ocurre lo mismo con las puestas de sol. Quizás pienses que con unas nubes cubriendo el cielo es probable que no puedas verla, nada más lejos de la realidad. Algunos días nublados ofrecen los mejores atardeceres de la isla (lógicamente, el cielo no debe estar completamente cubierto). Es más, tras un largo día de agua, el cielo suele quedar despejado, las puestas de sol tienden a ser más claras y, por lo general, adquieren tonalidades de lo más sorprendentes así que no dudes en acercarte a ver una, aunque ya la hayas visto en días soleados.

puesta-de-sol-elements-ibiza-welcometoibiza

Como ves, unos días de lluvia en Ibiza también tienen su lado positivo. Además de mitigar el déficit de agua que sufrimos, dejan increíbles estampas muy distintas a las que nos tiene acostumbrados el verano.

Leave A Reply

Your email address will not be published.