Ibiza en una semana

Si vas a pasar una semana en Ibiza, no puedes dejar de leer estos consejos. ¡Siete días en la isla dan para mucho y queremos que los aproveches al máximo!

¿Has decidido tirar la casa por la ventana y venirte una semana de vacaciones a Ibiza? ¡Tú sí que sabes! ¡Siete días en la isla son el tiempo perfecto para conocerla de arriba a abajo!

Por supuesto, todo depende de la temporada en la que vengas y de si cuentas con vehículo propio (algo que te recomendamos encarecidamente).

Si eres de esos a los que no les gusta perder tiempo planeando los viajes, ¡lo hacemos por ti! Aquí te dejamos la ruta que nosotros mismos haríamos si pasáramos una semana en Ibiza. Modifícala a tu antojo o adáptala a tus huecos libres. ¡Es toda tuya!

  • PRIMER DÍA EN IBIZA

Dicen que para disfrutar de un lugar y de su gente tienes que conocer parte de su historia. ¿Qué te parecería empezar tu viaje haciendo una excursión con Ibiza City Tours? Sus simpáticos guías te mostrarán algunos de los rincones más importantes de la isla y te enseñarán a comprender el por qué de sus tradiciones.

Por el momento, las visitas se realizan en Ibiza ciudad y en Santa Eulalia, tanto en verano como en invierno.

Ibiza city Tours
Las excursiones de Ibiza City Tours son un modo estupendo de conocer la historia de Ibiza.

Tras el tour, si te ha pillado el verano, puedes acercarte a alguna de las playas de la zona de Santa Eulalia. Te recomendamos que visites cala Nova, Aigües Blanques, cala Llenya o cala Boix.

Si no hace tiempo de playa, es buen momento para visitar los museos de Ibiza. Pincha aquí para ver más información.

  • SEGUNDO DÍA EN IBIZA

Seguro que has oído hablar de los mercadillos hippies de Ibiza. Como no, tienes que pasarte por alguno de ellos, aunque solo sea para echar un ojo a lo que se cuece en ellos. Te decimos qué días se llevan a cabo los principales y qué encontrarás en ellos. Tú elige el que mejor encaje en tus planes:

-Mercadillo de Es Canar o Punta Arabí, Santa Eulalia: en abril, mayo y octubre los miércoles de 10 a 18 horas. En junio, julio, agosto y septiembre los miércoles de 10 a 19 horas.

-Mercadillo de las Dalias, Santa Eulalia: todos los sábados del año a partir de las 10. De junio a septiembre también los domingos, lunes y martes desde las 19 horas.

-Mercadillo de Sant Jordi: todos los sábados en invierno y verano desde las 8 de la mañana y hasta las 15 horas.

-Todos los mercadillos en Ibiza.

mercadillo-san-jose-ibiza-welcometoibiza5

  • TERCER DÍA EN IBIZA

¡Es el turno de las playas! Tienes un buen puñado de opciones, pero nosotros empezaríamos por la costa de San Antonio y San José.

Si eliges el litoral de San José, Cala Tarida es la primera que te recomendamos. Si sigues en dirección a San Antonio te toparás con cala Codolar y, seguido, con cala Conta (¡visita imprescindible y con puesta de sol!). La siguiente que merece la pena visitar es cala Bassa. Por cierto, ¡no olvides el equipo para hacer esnórquel o te arrepentirás!

Si quieres, también puedes dirigirte hacia cala Salada y cala Saladeta, ya en San Antonio. Es otra de las playas más admiradas de Ibiza y, para concluir, retrocede un poco para llegar hasta Punta Galera y ver una impresionante puesta de sol.

  • CUARTO DÍA

¡Hoy es día de aventuras! Ve hasta el Parque Natural de ses Salines. Junto a la Iglesia de Sant Francesc encontrarás el centro de interpretación, en el que podrás informarte sobre la riqueza del entorno.

Este área es lugar de paso y nidificación de unas 210 especies de aves distintas. Chorlitejos chicos, cigüeñuelas, garzas, pardelas baleares… pide unos prismáticos y disponte a verlas desde alguna de las plataformas de avistamiento. Si tienes la suerte de visitar Ibiza de febrero a mayo o de julio a octubre, podrás contemplar preciosos flamencos en los estanques.

Una vez acabes tu paseo, acércate hasta la playa de es Cavallet y date un buen baño. Seguida a esta playa se encuentra la de Salinas. Puedes ir a pie (hay un trecho, pero el paseo es muy bonito). Ses Salines es el arenal perfecto para practicar todo tipo de deportes acuáticos sin riesgo alguno, en aguas cristalinas y seguras. Salinas Sailing Club te ofrece actividades como kayak, catamarán, pádel surf, láser, windsurf o SupPilates. ¡Lo pasarás en grande!

Ibiza

Tras un duro día de deporte, es hora de una buena recompensa. Al dejar atrás las playas, frente a la iglesia de Sant Francesc, verás el Bar San Francisco. ¡Para y cómete uno de sus ricos crepes! ¡Te lo mereces!

Si prefieres otra opción, subir a sa Talalia es otra bonita excursión. Es la montaña más alta de la isla (475 metros) y cuenta con unas vistas preciosas a la costa.

  • QUINTO DÍA

Estando tan cerca, ¿vas a desperdiciar la oportunidad de conocer Formentera? Es cierto que julio y agosto pueden ser meses demasiado estresantes para visitarla, pero aún así, merece la pena. ¡Estamos seguros de que no has visto aguas iguales en la vida! A no ser que hayas estado en Caribe.

Lo suyo es que alquiles una moto y recorras la isla de punta a punta. Su diminuta extensión lo hace más que viable aunque solo pases unas horas en ella. El faro de Barbaria o el de la Mola son imprescindibles. Tampoco puedes perderte la Iglesia de Sant Francesc o las playas de Illetes, Caló des Morts o Migjorn.

En cuanto al tema del alquiler, Formentera limitó en 2019 la entrada de vehículos a la isla para proteger el medio ambiente y rebajar el tráfico en temporada alta. Si quieres gestionar una reserva, debes hacerlo primero desde la página que el Consell Insular ha habilitado para ello: formentera.eco

  • SEXTO DÍA

¡Hora de conocer el norte de la isla! Aquí te ofrecemos varias opciones. Una es que te dirijas hacia la zona de Portinatx. Allí podrás nadar en sus pequeñas y hermosas playas y hacer una excursión nada compleja hasta el bonito Faro de Es Moscarter.

Tras ella, puedes comer en cualquiera de sus playas o acercarte hasta la de s’Illot des Renclí. Un precioso y diminuto arenal que conserva ese aire natural que tanto gusta. Siéntate en el restaurante s’Illot des Renclí y disfruta de una paellita con vistas.

Otra alternativa es dirigirte hacia Santa Eulalia. Te recomendamos que hagas una parada en el puerto deportivo o en cala Martina y no dejes pasar la oportunidad de practicar submarinismo en aguas ibicencas. En el primer lugar los instructores de Aquadiving Center te mostrarán la riqueza marina de la isla y en el segundo serán los expertos de Divestar quienes lo hagan. Si te has desviado de la ruta y estás en San José, podrás realizar inmersiones con OrcaSub Ibiza Diving Center.

Si no te convence el submarinismo, puedes ir a Aigües Blanques y darte el típico baño de barro. Tras ello, una parada en el pueblo de San Carlos es una gran idea. Puedes comer en uno de los restaurantes más típicos de Ibiza: el Bar Anita o Ca n’Anneta. Toma nota: unos buenos montaditos y las clásicas hierbas ibicencas artesanales. ¡No falla!

Hayas tirado hacia un lado u otro, las dos siguientes opciones son perfectas para acabar el día. Una visita a la Cova de Can Marçà, en San Miguel, siempre impresiona. Una cueva ubicada en el interior de un acantilado a unos 12/14 metros de altura sobre el nivel del mar con más de 100.000 años de antigüedad.

Y el plan por excelencia: la puesta de sol en Benirràs con la batucada de fondo. ¡Imperdible!

  • SÉPTIMO DÍA

¿Te ha podido el cansancio? Quizás es hora de que te des un caprichito y visites el spa de alguno de los muchos agroturismos y hoteles que hay en Ibiza. Los de Atzaró o Can Curreu son perfectos para relajarte, pero hay muchos más. Puedes encontrarlos pinchando en este enlace.

Una vez acabes con la sesión de cuidados seguro que te ha entrado hambre. En verano puedes comer con unas vistas envidiables en el Restaurante El Carmen o en Es Boldadó. ¡Quédate luego a ver la puesta de sol sobre Es Vedrà y pégate un baño en cala d’Hort!

Fuera de temporada te aconsejamos que visites el Restaurante Las puertas del cielo. Las espectaculares vistas desde los acantilados de Santa Inés te encantarán. Si estás en Ibiza durante los meses de enero y febrero, podrás además hacer una pequeña excursión por el Pla de Corona para contemplar los almendros en flor.

  • FIESTAS Y ACTIVIDADES

¡No creas que nos hemos olvidado de la fiesta! Al venir una semana entera, puedes aprovechar para escoger aquella que se adapte más a tus gustos musicales. Como ya sabrás, ¡en verano las hay todos los días! Para enterarte de fechas, estilos, dj’s y comprar las entradas, puedes pinchar en nuestro Calendario de fiestas en Ibiza.

En invierno no darás con discotecas, pero sí con los locales favoritos de los residentes. Si también quieres pegarte una noche de juerga, aquí te explicamos dónde ir: Salir de fiesta por Ibiza en invierno.

Si buscas un plan más tranquilo o vienes fuera de los meses de verano, también tendrás un sinfín de actividades a las que podrás acudir. Elige el día en nuestro ‘Qué hacer hoy’ y descubre todas las opciones que tienes.

Y para llevar toda la información que necesitas sobre Ibiza en la palma de tu mano, descárgate la App de welcometoibiza.es y no te pierdas absolutamente nada de lo que ocurre en la isla.

En definitiva, ¡no te agobies! Una semana en Ibiza es tiempo de sobra para descubrir todos y cada uno de sus imprescindibles.

Leave A Reply

Your email address will not be published.